FAQ Respuesta

Cómo alisar una pintura arqueada

Si ha creado una pintura en papel y se arquea u ondula después de secarse, tenemos dos métodos que puede probar para alisar la obra.

Antes de repasar esos dos métodos, echemos un vistazo a uno de los dos motivos por los cuales se produce el arqueo:

  1. Si ha creado una pintura donde hay un borde de zonas sin pintar, en la zona central del papel hay fibras que se han mojado y expandido. En cambio, las zonas del borde no se han mojado. Por lo tanto, el papel tiene zonas con fibras que se han expandido y contraído y otras zonas donde esto no ha ocurrido.
  2. Si no hay borde, el arqueo puede aparecer porque las fibras del papel se han mojado con diferentes cantidades de agua, causando que la hoja se seque a distinto ritmo.

Para evitar el arqueo antes de empezar una obra, recomendamos que empape completamente la hoja antes de empezar a aplicar la pintura o técnicas en húmedo. Haga clic aquí para ver los métodos para empapar una hoja antes de pintar.

Ahora vamos a echar un vistazo a dos métodos que puede probar para alisar su obra si ya ha creado una pintura y la hoja está ondulada después de secarse. Con ambos métodos tendrá que humedecer por completo la parte trasera de la hoja y luego dejarla secar a un ritmo uniforme. Ambos métodos usan una técnica que no afectará a la imagen pintada al frente. Para cada una de las técnicas mencionadas a continuación, si se utiliza pintura soluble en agua, se debe tener muchísimo cuidado para que el agua que se utilice para ablandar la parte trasera del papel no penetre en este y disuelva la pintura del lado del frente. 

TÉCNICA A:

Rocíe delicadamente la parte trasera del papel con agua. También puede usar una esponja húmeda. No moje demasiado.

Ponga papel de periódico en una superficie limpia. El papel de periódico debería ser más grande que el papel pintado.

Ponga la imagen boca abajo en el papel de periódico.

Cúbrala con otra hoja de papel de periódico o una toalla. Ponga una tabla sobre el papel de periódico que sea más grande que el papel.

Ponga peso encima (puede usar libros si no tiene pesas).

Quite la tabla y el peso cada dos horas y reemplace el papel de periódico húmedo con otro seco. Repita el procedimiento hasta que el papel de periódico no se arrugue o no lo note húmedo, normalmente después de cuatro a seis cambios. Luego ponga otra hoja de papel de periódico seca y cúbrala con la tabla y el peso. Deje pasar de 24 a 72 horas hasta que el papel esté completamente seco.

TÉCNICA B:
Esta técnica es una solución más drástica que usa calor (una plancha) con agua para ayudar a aflojar las fibras del papel. Si nunca antes ha utilizado una plancha para aflojar las fibras del papel, debería hacer una prueba porque si la plancha está demasiado caliente o si se apoya demasiado tiempo se puede arruinar el papel.

Rocíe delicadamente la parte trasera del papel con agua. También puede usar una esponja húmeda. No moje demasiado.

Ponga papel de periódico en una superficie limpia. El papel de periódico debería ser más grande que el papel pintado.

Ponga la imagen boca abajo en el papel de periódico.

Cubra el papel con una hoja de papel de periódico o una toalla.

Pase suavemente una plancha a temperatura media-baja por toda la superficie. Ajuste la temperatura según lo necesite para que la humedad de la parte trasera del papel afloje las fibras del papel.

Quite la toalla u hoja de papel de periódico húmeda y ponga otra hoja nueva sobre el papel.

Ponga peso encima (puede usar libros si no tiene pesas).

Quite la tabla y el peso cada dos horas y reemplace el papel de periódico húmedo con otro seco. Repita esto hasta que el papel de periódico no se arrugue o no lo note húmedo, normalmente después de cuatro a seis cambios. Luego ponga otra hoja de papel de periódico seca y cúbrala con la tabla y el peso. Deje pasar de 24 a 72 horas hasta que el papel esté completamente seco.

Volver